La seguridad en las páginas web es crucial no solo para los clientes, sino también para la reputación de tu negocio. En Actual Design, siempre insistiremos en este punto.

¿Por qué es importante la seguridad de una página web?

Que una página web sea segura no es importante, sino que es necesario si quieres proteger a tus clientes de posibles ataques informáticos o robos de datos personales e información de pago. Y no solo esto.

Existen muchas razones por las que es imprescindible que la seguridad de tu página web se vuelva una de las tareas prioritarias en tu presencia online. Veamos las más importantes.

Pérdida de visibilidad en buscadores

Si tu web es víctima de un ataque informático afectará directamente a tu posicionamiento SEO, ¿y sabes por qué? Cuando hackean tu página o inyectan código malicioso en ella afecta directamente a la experiencia de usuario de tus visitas.

Cuando un usuario aterriza en tu sitio web y encuentra contenido malicioso que no se corresponde con lo que está buscando, automáticamente cerrará el navegador y posiblemente no volverá a visitarte. Es decir, no solo daña su experiencia de usuario, sino también tu reputación online y la credibilidad de tu marca.

Y lo más importante, si Google detecta que tu web ha sido hackeada o que es potencialmente peligrosa para tus visitas, la pondrá en cuarentena y tu posición en los motores de búsqueda caerá drásticamente.

Bajan las conversiones

Obviamente si tus usuarios ven cosas “raras” en tu web o temen que no es segura, preferirán evitar realizar cualquier acción.

Enviar una consulta a través de tu formulario de contacto, suscribirse a tu newsletter o blog puede poner en riesgo su información y su privacidad, así que lo normal es que no lleven a cabo ninguna acción. Y esto, afecta directamente a la tasa de conversión de tu web.

El tráfico se desploma

No solo porque cuando una visita entre a tu web y se de cuenta de que puede ser peligroso navegar en ella, sino porque Google detecta que tu web ha sido hackeada, la penalizará y ¡adiós visitas!

Dañas tu reputación online

Lo acabamos de ver en el punto anterior. Un hackeo o una advertencia de Google que avise del peligro de un determinado sitio web influye en su reputación online.

¿Entrarías en una tienda de tu ciudad si en la puerta hay un cartel que indique que es peligrosa? Seguro que no, y lo más probable es que no vuelvas a intentarlo.

Tus ingresos y tus ventas (si tienes tienda online) caerán drásticamente

La pérdida de ventas e ingresos es consecuencia de todo lo anterior. Una vez que tu página haya sido hackeada, tu visibilidad en Google cae completamente. Las pocas visitas que recibirás no convertirán y, además, esto dañará tu marca no solo a corto plazo, sino que a medio y largo plazo también se resentirá.

Si no quieres que esto te ocurra con tu web y tu negocio, es importante que tengas en cuenta algunos tips de seguridad para tu página que pueden ayudar a protegerte a ti y a tus clientes.

¿Cómo puedo mejorar la seguridad de mi página web?

Como hemos dicho, si tienes un negocio online no puedes mirar para otro lado. La seguridad de tu página web es primordial si quieres mantener a flote tu empresa.

Aquí tienes 6 consejos que te ayudarán a proteger tu sitio web y mantener tus clientes a salvo.

1. Empieza por un hosting de calidad

Al igual que cuando construyes una casa y te aseguras de que los cimientos sean resistentes, a la hora de tener una sitio web ocurre exactamente lo mismo. Cuando contratas un plan de alojamiento web, asegúrate de que incluya medidas de protección contra ataques DDoS. Siempre hay un equipo monitorizando la plataforma 24/7 para que ésta sea estable.

Además, los planes más avanzados disponen de un servicio de análisis y eliminación de malware para que puedas estar tranquilo.

2. Utiliza contraseñas seguras

Especialmente cuando utilizas algún gestor de contenidos como WordPress, Drupal o Joomla debes asegurarte que tus contraseñas son lo suficientemente seguras como para que nadie pueda descifrarlas.

Si un hacker mediante la utilización de algún bot es capaz de descifrar tu contraseña, puede acceder a toda la información de tu web y con lo que ello supone.

Olvídate de claves del tipo 123456. Incluye símbolos, mayúsculas, minúsculas, caracteres ambiguos… Todas las medidas son pocas cuando hablamos de seguridad en una página web.

3. Una herramienta de seguridad te ayudará a proteger tu web

Ya hablamos de lo importante que es tener un plan de hosting de calidad, pero ¿has pensado en utilizar alguna herramienta específica para mejorar la seguridad de tu página web?

El malware no discrimina, y no solo intentarán atacar a las webs más conocidas o de mayor tamaño. Los ataques se suelen realizar de manera automatizada y a muchas páginas a la vez, así que cualquier web puede ser víctima de un hackeo. Sí, incluso la tuya, aunque se trate de un blog de cocina que tienes como hobbie o la página de tu empresa.

4. Mantén todo actualizado

Más del 50% de las páginas web de todo el mundo están creadas con algún CMS. De hecho, WordPress tiene un 60% de la cuota de mercado en cuanto a gestores de contenido se refiere.

5. ¿Tienes una copia de seguridad?

Disponer siempre de una copia de seguridad es algo básico tanto para tu web como para tu negocio. Ante cualquier fallo de seguridad o descuido puedes ser víctima de un hackeo y… ¿qué ocurriría si modifican los contenidos de tu web y no tienes un backup para restaurarlos? La información de contacto de tus clientes, tu contenido, tus diseños… Todo tu trabajo por la borda.

Aunque también puedes realizar backups de manera manual, si tienes un servicio de hosting de calidad, se ocupará automáticamente de tener siempre respaldos de todos los archivos, carpetas y bases de datos de tu web. Y, si en algún momento necesitas echar mano de un backup, puedes restaurarlo en tan solo un par de clics.

6. No te olvides del certificado SSL

Cuando hablamos de seguridad en una página web, nunca podemos olvidarnos del Certificado SSL.

Es uno de los elementos más importantes, por no decir el primero y el que más, ya que los navegadores identifican, a simple vista, qué páginas no son seguras (es decir, que no trabajen con HTTPS) y cuáles sí lo son.

Google ya marca como no seguras las páginas que no tienen un certificado SSL instalado. Y en las páginas que sí lo tienen, añade un aviso de “Sitio seguro” acompañado del tradicional candado verde al lado de la URL.

En conclusión

La seguridad en una página web es un aspecto fundamental para tus clientes, pero también para tu negocio. Cuando pones en riesgo la seguridad de éstos, ten claro que se volverá completamente en contra tuya.

AD-logo

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista y recibirás las últimas noticias relacionadas con el diseño, informática y tecnología.

Política de Privacidad RGPD

¡ENORABUENA! Te has suscrito correctamente